Kukulkán

árbol sagrado, la ceiba

Nombre maya de la poderosa deidad mesoamericana de Quetzalcóatl, la Serpiente emplumada. Es la divinidad que se encarga de regular y regir el aire de la respiración. Pará los mayas, Kukulkán era una entidad casi meteorológica y estrechamente relacionada con el “viento de la vida” o el aliento vital.

Más que un señor de las corrientes de aire y los vientos, en realidad el dios era una representación arquetípica de los procesos de la vida y de la muerte ya que representaba el aliento vital.