Yum Kaax (dios del maiz)

árbol sagrado, la ceiba

Era considerado jefe de los demonios y reinaba sobre el más inferior de los nueve mundos subterráneos, sus compañeros son el perro, el ave mohán y la lechuza, considerados como criaturas de mal agüero y de muerte. Otros dioses asociados también a la muerte tienen en la mejilla el signo parecido a % y el ojo de muerto. El dios Jaguar y los Bolontikú (9 señores de la noche) complementan este grupo de dioses asociados con la muerte, no solo del cuerpo físico y los estados post-mortem, sino también con la muerte de nuestros agregados psicológicos.

Es el dios maya de la agricultura y la vida. Se le representaba como un joven con una mazorca de maíz en las 2 manos. Durante el periodo clásico se le consideró una advocación de Hunahpú (gemelo divino del Popol Vuh), quien al morir revive en la forma de Yum Kaax y comúnmente se le representó surgiendo de la tierra, imagen que narra la leyenda de "la resurrección del maíz". Entre los mayas de Yucatán se le consideró hijo de Itzamná e Ixchel y vigilante de la selva